El arte de lavar platos, vasos correctamente

Radica en el orden que apliquemos para lavarlos, el ahorro de agua en lo máximo posible y la calidad de los productos para limpiarlos que utilicemos. Lavar platos, cacerolas, vasos, etc. resulta una tarea tediosa, rutinaria y lo peor es que hay que realizarla después de comer o cenar con la pesadez de la comida. Cuando lo que verdaderamente apetece es descansar, ver la televisión o simplemente hacer sobremesa. Una vez superados estos obstáculos aparece el dilema: ¿Lavarlos a mano?

Net 100x100

Menú