Cómo limpiar manchas de vino te o café

Es muy importante actuar lo más rápido posible, para limpiar manchas de vino. Cuanto más tiempo pase, el vino, café, té o cualquier líquido más se impregnará la mancha en la superficie y hará que sea más difícil de quitar. Sin embargo, esto no significa que en medio de una cena cuando un invitado tire su copa en tu sofá o mantel o suelo debas salir corriendo a frotar la mancha. En estos casos es imprescindible mantener la calma y soluciona el problema con productos caseros e instrucciones como las que te facilitamos a continuación.

Recomendación muy importante, para limpiar manchas de vino, no frotar

Independientemente de cuál sea el material afectado, lo primero que debes hacer es poner encima unas servilletas de papel o una bayeta de microfibra o de algodón para absorber la mayor cantidad de líquido derramado posible. (¡No frotes!) Luego, deberás atacar la mancha con alguna de las siguientes técnicas:

Agua oxigenada

  • Aplica una solución formada por una parte de agua oxigenada (20 volúmenes) y cuatro partes de agua.
  • Deja que la solución haga burbujas sobre la superficie unos instantes y luego enjuague.
  • Si es necesario repite la operación.
  • También puedes preparar una solución de 3 partes de líquido de lavar platos por una de agua oxigenada, remoja la mancha en esta solución, espera y repite hasta que la mancha desaparezca.

Sal, para limpiar manchas de vino

  • Pon sal en abundancia encima de la mancha, déjala secar y lávala con agua fría y un detergente neutro. Incluso puedes dejar la sal sobre la mancha toda una noche y lavarla al día siguiente. 
  • Es una solución muy fácil de aplicar y es especialmente útil cuando quieres una solución rápida.

Soda

  • La soda es agua carbonatada artificialmente con sales de potasio o sodio.
  • Este método consiste en “ahogar” la mancha con soda y dejarla secar.
  • Esta técnica de la soda es particularmente efectiva al mezclarla con el método de la sal, para limpiar manchas de vino.
  • Lo mejor que puedes hacer es poner la sal, esperar a que se seque, aspirarla y luego lavar la mancha con soda.
  • Esta combinación, en la mayoría de casos quita la mancha por completo.

 Bicarbonato de sodio y vinagre blanco, para limpiar manchas de vino

  • Después de secar el líquido con la servilleta de papel, tira bicarbonato de sodio encima de la mancha (en vez de sal).
  • La mancha pasará a tener un color grisáceo.
  • Remoja una bayeta de microfibra con vinagre y limpia la mancha sin frotar mucho.
  • Déjalo secar y aspíralo para quitar el bicarbonato de sodio.

Ramon Ber

Net 100x100

Menú