Seleccionar página

¿Cómo limpiar la chimenea?

Chimenea_Net100x100

Con el frío y los días cada vez más cortos, nada más apetecible que quedarse en el sofá junto a una chimenea encendida. Una chimenea limpia y en buen estado es más segura y mucho más eficiente.

Antes de que comience el invierno haz una revisión y una limpieza a fondo de la chimenea

  1. En primer lugar se debe limpiar bien el conducto de salida del humo y comprobar que esté en buenas condiciones o si hay que hacer alguna reparación. Es recomendable hacer esta revisión dos veces al año.
  2. La tirada es la corriente de aire que origina el fuego y que hace que el humo ascienda por la chimenea. Si hay mala tirada, la chimenea puede generar humos y originar malos olores ya que los gases no fluyen adecuadamente. También acelera la acumulación de hollín en las paredes interiores de la chimenea y puede llegar a ser un peligro incluso la chimenea puede llegar a incendiarse. Asegúrate de que el tiraje funciona correctamente, una forma de saberlo es abrirlo y encender un papel de periódico. Si el humo marcha hacia arriba, puedes estar tranquilo.
  3. El hollín es la leña o gasoil que no se ha terminado de quemar correctamente y surge principalmente por mala combustión. Sobretodo procede de la leña más verde y más mala (como la de pino) y que se acumula en las paredes de las chimeneas y también en los conductos que conducen el humo.

Si vas a hacer la revisión anual y te animas a limpiarla tu mismo, ten en cuenta:

  1. Cubre bien el suelo y los muebles de la habitación para evitar que durante la limpieza se llenan de cenizas y / o de hollín.
  2. Siempre haremos esta limpieza con el fuego apagado y la chimenea fría.
  3. Protégete bien, ponte mascarilla, un protector para los ojos, ropa vieja que te cubra bien brazos y piernas y guantes.
  4. Usar un palo con un cepillo de acero en la punta para limpiar el conducto del humo. Muévelo de abajo hacia arriba y haciendo movimientos circulares para limpiar bien las paredes del hollín acumulado.
  5. Alerta, si se desprenden trozos de cemento o ladrillo, llama rápidamente a un profesional para que revise el conducto y arregle los desperfectos.
  6. Retirar el hollín y las cenizas acumuladas en el fondo con un cepillo duro y una pala o con un aspirador.
  7. Limpiar la superficie con productos adecuados al material, hay chimeneas de piedra, de cemento, de aluminio o de mármol … lo mejor es seguir las instrucciones del fabricante o preguntar a una ferretería o en un experto.
  8. Si tu chimenea está cerrada con una tapa de vidrio, limpieza a fondo. Te permitirá ver mejor el fuego, pero también ayudará a una mejor propagación del calor.

Unos consejos prácticos:

  • Coloca una rejilla de protección en la parte superior de la chimenea, para evitar que se escapen chispas en el exterior y que puedan entrar animales dentro. Si ya dispones de esta protección, revisa que esté en buen estado y que no se hayan acumulado restos de hojas, ramas o nidos de pájaros.
  • Aconsejamos siempre cerrar el registro, cuando no utilice la chimenea, ya que así evitará que todo el calor de la calefacción de la casa se vaya por la chimenea.
  • Si las chimeneas no son verticales, asegurarse de que tienen una inclinación diferente a 90º para facilitar la salida de humos.
  • Coloca una pantalla de protección frente a la chimenea: evitará que salten brasas. Es especialmente recomendable si hay materiales combustibles cerca o en casas con niños.
  • Evita dejar objetos muy cerca o encima, se pueden dañar y corres el riesgo de que te salte alguna chispa al acercarte para cogerlos.
  • No todas las maderas son iguales ni ensucian igual, la madera de pino cema muy bien, pero tiene mucha resina que ensucia mucho y obstruye más de los conductos. Si la madera está húmeda, cema mucho peor y también ensucia más. Aconsejamos quemar únicamente leña de roble o encina
  • Retirar periódicamente las cenizas y restos para mantenerla limpia y en buenas condiciones durante todo el invierno.
  • Para la limpieza de los restos de hollín de las chimeneas de ladrillo, necesitaremos un cepillo duro, detergente, agua caliente y amoniaco. Si les aplicamos una mano de barniz, ayudaremos que repelan mejor el hollín.
  • En las chimeneas de mármol, si os aparecen unas manchas negritas, se eliminan con una muñequilla de acero fría y humedecida en un detergente neutro. Aplicándoles cera que actúa como protección. Otra solución consiste en aplicar polvo de piedra pómez y aceite de linaza, frotar bien hasta eliminar las manchas y aplicar cera cristalina.

Una chimenea limpia es la mejor garantía de seguridad y buen tiraje.

Pide presupuesto en nuestra empresa de limpieza

Sobre cualquiera de nuestros servicios de limpieza. Te lo enviaremos sin compromiso.

Haznos una consulta

A través de nuestros medios de contacto

Compra productos de limpieza profesional

A través de nuestra tienda online puedes adquirir lo productos de limpieza profesional que utilizamos nosotros en nuestro trabajo.

Telf.: 977 500 547 
E-mail: vendes@net100x100.com
Whatsapp 690 12 19 53
C/ Tamarit i Gil, 3 - 5 baixos 43500 TORTOSA

Avís legal

Net100x100 es una empresa de limpieza que se dedica a la Limpieza de oficinas y demás servicios de limpieza